World Press Photo premia la diginidad de la migración

african-migration-photo
John Stanmayer ganó el concurso World Press Photo con una imágen sobre un grupo de inmigrantes africanos intentando captar una señal de telefonía móvil.

En plena vorágine inhumana con los cadáveres subsaharianos flotando sobre las aguas de Ceuta, el periodista norteamericano  John Stanmayer se ha hecho con el mayor galardón del fotoperiodismo mundial. La World Press Photo ha sido para ‘Señal’, una imponente instantánea que retrata a un grupo de inmigrantes africanos intentando captar una señal de telefonía móvil.


Para el jurado del prestigioso concurso de fotografía, la imagen del estadounidense “conecta con otras historias sobre tecnología, globalización, migración, pobreza, desesperación, alienación y humanidad”.

Desde luego no se le puede restar ni un ápice de fuerza comunicadora a la Señal de Stanmayer y resulta inevitable trazar un paralelismo entre la narrativa de la obra del reportero gráfico y la realidad de los movimientos migrantes; sobre todo cuando aún siguen rescatándose cuerpos sin vida flotando sobre aguas españolas.

La tragedia de Ceuta, donde aún no se han depurado responsabilidades políticas por el ataque de la Guardia Civil contra inmigrantes marroquíes que intentaban llegar a nado a la costa española; los muertos de Lampedusa; las heridas producidas por las cuchillas de la valla de Melilla… todo parece estar contenido en una foto fija, con la que no se puede expresar más rotundamente la descabellada paradoja de un mundo globalizado en el que la riqueza está cada vez más geolocalizada y la miseria sigue formando parte sólo del universo de los desarrapados, en una bolsa de pobres cada vez más nutrida y más ignorada.

Señal, como cualquier obra poética, consigue matizar con belleza la desgraciada y repugnante realidad de un mundo que coloca teléfonos móviles de última generación al alcance de las manos más deprimidas y les niega comida, techo y dignidad a millones de personas que huyen de sus hogares, arriesgando la vida, la única pertenencia que poseen, por encontrar un futuro mejor.

Otros ganadores

El jurado de la World Press Photo también ha destacado el trabajo fotoperiodístico de dos reporteros españoles. Moisés Samán, segundo galardonado  en la categoría de Noticias, ha conseguido el premio gracias a una foto para Magnum en el que se capta a un insurgente sirio mientras prepara una bomba. Por su parte, la fotografía de Pau Barrena, tercero en la categoría Retratos, muestra el perfil de una mujer bereber momentos antes de su boda.

La World Press Photo también ha contado con la participación destacada de otros artistas hispanos, como el caso del argentino Emiliano Lasalvia, ganador de la sección de Fotografía Deportiva; el salvadoreño Fred Ramos, ganador de ‘Vida Cotidiana’; y el mexicano Christopher Vanegas, tercer puesto en ‘Temas Contemporáneos’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *