Sebastião Salgado expone ‘Génesis’ en Barcelona

Sebastiao Salgado expone Génesis en Barcelona
La muestra de Sebastião Salgado nos habla de la fragilidad de aquellos lugares remotos que aún no han sufrido por la mano del hombre.

Más allá de una denuncia contra la desaparición de espacios naturales, la reciente muestra fotográfica de Sebastião Salgado (Brasil, 1944) nos habla de la majestuosidad de nuestro planeta y de la fragilidad de aquellos lugares remotos que aún no han sufrido a causa de la actividad humana.

[separator type=”thin”]

Ésta extensa muestra individual, abierta desde el 23 de octubre del 2014 y hasta el 8 de febrero del 2015 en los espacios del CaixaForum de Barcelona, fue curada por su esposa, Lélia Wanick Salgado, y recorre gran parte de la superficie del planeta.

Salgado viajó a la Antártida, Indonesia, Estados Unidos, África y la Amazonia y el resultado son más de doscientas imágenes distribuidas en cinco secciones que dan cuenta de la convivencia del ser humano con su entorno, de la majestuosidad del paisaje en su ausencia y de la flora y fauna de los lugares más apartados del planeta.

Se trata de una muestra con una mirada cautiva y una advertencia muy sublime sobre aquello que tenemos y que podemos perder.

[su_slider source=”media: 2678,2675,2679,2677,2674,2676″ link=”lightbox” width=”800″ height=”600″ title=”no” pages=”no”]

Ocho años le tomó a Salgado recorrer unos treinta lugares en busca de ecosistemas y localidades humanas que se han mantenido intactas hasta hoy. Ésta experiencia no solo terminó en la extraordinaria muestra ‘Génesis‘, sino que concluyó en su país natal, Brasil, con la reconstrucción del ecosistema de la finca ganadera del Valle Do Río Doce, en el estado Minas de Gerais.

Retrato de Sebastião Salgado

En esta localidad, que había sufrido por la deforestación y la erosión, existe ahora un espacio protegido de más de 17.000 acres y muchas de las especies que alguna vez fueron autóctonas han retornado.

Sin embargo, la obra de Sebastião Salgado no ha estado exenta de polémica. Susan Sontag y algunos periodistas del New York Times disintieron del fotógrafo por retratar de forma comercial la miseria humana. Pero nada más alejado de la realidad, si tomamos en cuenta el prólogo de su libro ‘Éxodos‘, en donde afirma: ‘más que nunca siento que solo hay una raza humana, más allá de las diferencias de color, de lenguaje, de cultura y posibilidades, los sentimientos y reacciones de cada individuo son idénticos’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *