Portfolio: Diana Markosian

Diana Markosian nació en Moscú pero a los 7 años ella y su madre se mudaron a Estados Unidos. Nunca ha estudiado fotografía de manera formal; sin embargo, posee una licenciatura en Historia y Estudios Internacionales y una Maestría en Periodismo. Después de graduarse, regresó a Rusia he inició su carrera como fotógrafa
documental. Su pasión por contar historias la ha llevado desde el Cáucaso Norte ruso, donde desarrolló su aclamado proyecto Goodbye My Chechnya (arriba), hasta países como Afganistán o MyanmarSus imágenes, entre ellas las del conmovedor reencuentro con su padre, han sido publicadas en medios como Foreign Policy,
Foto8, Marie Claire, The New York Times, The Sunday Times, Time.com, y World Policy Journal. Durante su corta pero fructífera carrera ha logrado que su trabajo sea reconocido por organizaciones como The Magnum Emerging Photographer Fund, Reuters, Columbia University y la National Press Photography Association.

¿Cómo llegaste a la fotografía documental?

Estudié una Maestría en periodismo y allí conocí la fotografía. Yo nunca he querido hacer las cosas de la forma correcta -graduarme, ir a Nueva York, trabajar en un periódico y ascender. Yo quería tener mis propias experiencias. Después de terminar el posgrado, me mudé a Rusia y simplemente me metí de lleno en la fotografía. Eso fue hace tres años.

Eres una fotógrafa autodidacta en un mundo lleno de escuelas de fotografía. ¿Crees que estas instituciones son necesarias?

Yo nunca estudié fotografía, así que no estoy segura de si eso ha afectado mi carrera o no. Hay muchas formas de acercarse a la fotografía y yo no creo que se necesite tener una educación formal para ser un buen fotógrafo. Creo que mientras más curioso eres como persona, más interesante será tu trabajo.

¿Qué fotógrafos han influenciado tu trabajo?

Mucho de mi trabajo está influenciado por el arte. Me atraen los pintores europeos -Rembrandt, Caravaggio, Rubens, Degas, etc. Estoy interesada en los artistas que encuentran su voz buscando dentro de ellos mismos. Me viene a la mente Andrei Tarkovsky. En sus películas, explora la intimidad y el misterio del tiempo. Es todo acerca de lo desconocido. De eso se trata la fotografía para mí.

“No se trata solo de crear bonitas imágenes. Tienes que ser vulnerable y construir una relación más íntima con las personas que te permiten entrar en sus vidas”

Tus proyectos abordan temas sociales muy sensibles. ¿Alguna vez has sido amenazada o has sufrido limitaciones para hacer tu trabajo?

He sido acosada, detenida y deportada mientras desarrollaba mi trabajo. Es algo que nunca he aprendido a superar. Puede ser emocionalmente agotador y muchas veces da miedo. Sin embargo, estas situaciones también me han enseñado a funcionar de manera diferente, a ser más inteligente sobre cómo trabajar en la región y a estar siempre lista para lo inesperado.

¿Cuál es el rol de la fotografía documental en un mundo lleno de problemas por resolver? ¿Puede marcar alguna diferencia?

Creo que cada fotógrafo tiene que definir esto por sí mismo. Yo no estoy muy de segura de por qué estoy interesada en los lugares a los que viajo o en la gente que conozco, pero en el proceso de crear, estoy aprendiendo acerca de mí misma y del mundo. Es un proceso en evolución.

¿Cómo eliges tus proyectos personales? Cuál es el proceso?

Creo que a veces las historias te encuentran a ti, y necesitas hacer muy poco para reconocer cuánto te ha impactado una situación. Otras veces tienes que cavar un poco más profundo para encontrar un proyecto que te inspire. Personalmente, necesito estar conectada emocionalmente y ver algunas cosas más allá de lo que todos están viendo. Eso significa construir una relación con mi sujeto o pasar meses en un país aprendiendo sobre su historia, su política, etc. Es una mentalidad diferente. Tienes que estar pensado a largo plazo. No se trata solo de crear bonitas imágenes. Tienes que ser vulnerable y construir una relación más íntima con las personas que te permiten entrar en sus vidas.

¿Cuál es tu equipo favorito para trabajar?

Viajo de forma ligera. Tengo un lente de 28mm y una Canon EOS 5D Mark II.

¿Cuál es tu consejo para las personas que quieren dedicarse a la fotografía documental?

Décide que lo quieres, más de lo que le temes.

diana profile

Periodista Multimedia y Fotógrafo. Fundador y Editor de Dao Magazine.

Be first to comment