Fernando Cano en el MAMBO de Bogotá

'John' por Fernando Cano
Hasta el 14 de septiembre el Museo de Arte Moderno de Bogotá está presentando Colombia Soy Yo, una muestra excepcional del trabajo en blanco y negro de Fernando Cano.

Bogotá tiene una nueva e importante exposición fotográfica. Hasta el 14 de septiembre el Museo de Arte Moderno está presentando Colombia soy yo, una muestra excepcional del trabajo en blanco y negro de Fernando Cano.


En dos plantas y en varias salas, MAMBO está destacando la obra de uno de los más importantes fotógrafos contemporáneos de Colombia. Así que si te encuentras en Bogotá o tienes planeado visitar la ciudad en las próximas semanas, puedes sumar esta exposición a tu itinerario. Personalmente, encontré la excusa perfecta para pasar un rato en El Dorado.

Como Sady González y Nereo López antes que él, Fernando Cano ha viajado extensamente por toda la geografía colombiana para fotografiar a sus gentes. Esta exposición se subtitula Visiones de nuestra inagotable realidad. Cano explica su trabajo de esta manera: mis fotografías son “de los que no pierden la esperanza, de los que no se dejan llevar por el diablo. Capto la vida cotidiana de los que no son noticia pero hacen parte vital de nuestro país.” En otras palabras, la visión de Cano y su impresionante obra son a la vez democráticas e inclusivas.

fernando-cano-madre-niña-espalda

El subtexto no declarado de Colombia soy yo es el reciente pasado violento del país. El propio padre de Cano, heredero de El Espectador, fue asesinado en frente de las oficinas del periódico en 1986. De la oscuridad viene la luz, y emergiendo de un período extremadamente difícil en la historia de Colombia, las fotografías de Cano enfatizan lo que no puede ser pasado por alto, el espíritu de la gente. La calidad que él capta en sus sujetos es la dignidad humana.

Carnaval de Barranquilla

Fernando Cano tiene una aptitud extraordinaria para la composición en blanco y negro, pero lo que verdaderamente distingue a la mayoría de sus fotografías es la facilidad que tiene para capturar los ojos, y por lo tanto, la vida interior de sus sujetos. Sea cierto o no, sus imágenes comunican que esta facilidad se consigue casi instantáneamente, sin ensayo. Foto tras foto, los ojos de sus personajes miran directamente a la cámara y con ello invitan al espectador a cuestionar la distancia que nos separa en la vida cotidiana.

fernando-cano-nina-cocina

La galería principal del MAMBO está dedicada a un hombre llamado John, que apareció un día en el barrio donde vive Cano. El fotógrafo y sus vecinos le perdieron el miedo inicial y poco a poco aceptaron sus servicios como alguien que cuida automóviles en la calle; un servicio no oficial pero común en toda Bogotá. Cano quedó fascinado por John y comenzó a fotografiarle en sus trajes diarios. Simbólicamente, la exposición toma su nombre de uno de las camisetas de John, Colombia soy yo. De esta manera Fernando Cano nos permite centrarnos en este sujeto y cuestionar nuestras actitudes hacia los marginados.

john-colombia-soy-yo

Colombia soy yo es -casi- una cita obligada para los amantes de la fotografía. Uno sólo puede imaginar esas generaciones futuras dando una mirada hacia atrás y reafirmando cómo la obra de Cano nos ofrece una visión muy original de la Colombia de estos años. Hacemos votos por que esta muestra también pueda ser apreciada en otros paíes, para que aquellos que no pueden visitar Bogotá tengan la oportunidad de mirar la realidad inagotable de Colombia y sobre todo, de su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *