Cuerpos Rotos: Cuando lo mórbido se vuelve ciencia

hombre-brazos-amputados-guerra-civil
El Museo Mütter de Filadelfia presenta una exposición sobre los avances médicos y quirúrgicos que se realizaron durante la Guerra de Secesión estadounidense.

El Museo Mütter de Filadelfia presenta una exposición permanente de gran valor testimonial sobre los avances médicos y quirúrgicos que se realizaron durante la Guerra de Secesión estadounidense.


Hace poco más de siglo y medio que la Guerra Civil de EE.UU. dividía durante cuatro años al país norteamericano en dos facciones bien definidas. Los estados del norte se enfrentaban a sus hermanos del sur, quienes anhelaban la secesión de una federación que no deseaban.

Este conflicto bélico está anclado en el imaginario popular gracias sobre todo al cine y a una generación de películas que retrataron, desde diversos puntos de vista, los avatares de la guerra estadounidense.

Supimos que el Séptimo de Caballería siempre acudía en auxilio de un heroico John Waynne; que los del norte arruinaron la vida de Escarlata O’Hara; que los nativos norteamericanos, por aquel entonces simples indios o pieles rojas, rastreaban como nadie para los unionistas; y se nos hicieron ‘familiares’ nombres como los del General Grant o el Comandante Lee.

También algunas batallas han pasado a formar parte del imaginario popular, pero muchas de ellas, como la de Gettysburg, una de las más cruentas de todo el conflicto, tuvieron consecuencias inestimables para el desarrollo de la medicina moderna.

Eso es precisamente lo que se pone de manifiesto en la Exposición Broken Bodies, Suffering Spirits: Injury, Death and Healing in Civil War Philadelphia (Cuerpos Rotos, Espíritus Sufrientes: Heridas, Muerte y Curación en la Filadelfia de la Guerra Civil).

El Museo Mütterde Filadelfia es el encargado de exhibir una colección fotográfica de gran valor testimonial sobre los avances médicos y quirúrgicos que llegaron a realizarse durante este periodo histórico.

La contienda llegó a ser tan cruenta y el número de víctimas tan elevado que los campamentos médicos se veían desbordados y los facultativos tenían que idear técnicas y remedios casi sobre la marcha.

Prótesis, amputaciones, Rx’s, servicios de ambulancias, anestesias, protocolos de atención, soluciones contra el dolor… Cientos de miles de soldados heridos y enfermos compusieron la base sobre la que establecer una organización de atención hospitalaria que ha llegado hasta nuestros días y que nunca antes de la Guerra Civil Norteamericana había sido utilizada.

La muestra del Mütter es tremendamente visual y a las fotografías y daguerrotipos de la época, se unen ilustraciones pormenorizadas, tratados ilustrados, prótesis, aparatos médicos y muestras anatómicas de un trágico periodo que sirvió, no obstante, como punto de inflexión para investigadores y profesionales de la medicina moderna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *