Agustí Centelles, el gran fotógrafo español de la Guerra Civil

agusti centelles fotografo espanol
Centelles es, sin duda, el padre del fotoperiodismo español y para los historiadores de la fotografía, su talento iguala e incluso supera al de Robert Capa.

Está claro que para el público internacional, nombres como el de Robert Capa o Gerda Taro están vinculados a la contienda española como los fotoperiodistas que mejor captaron las atrocidades de la Guerra Civil. Sin embargo, España aportaba su propio genio con el objetivo de uno de los más grandes fotógrafos de nuestra historia, Agustí Centelles.


Centelles es, sin duda, el padre del fotoperiodismo español y para los historiadores de la fotografía, su talento iguala e incluso supera al del inolvidable Capa. Es cierto que la mirada de Centelles, conocedor de primera mano de la realidad de la España de la Guerra Civil, acaba aportando un retrato pleno de fuerza narrativa, sobre los hechos que tuvieron lugar de 1936 al 1939, tras el golpe de Estado que derribó al Gobierno legítimo de la II República.

Hasta el próximo 25 de mayo algunas de las mejores fotografías de Agustín Centelles pueden verse en las instalaciones del Instituto Cervantes de Madrid, gracias a la exposición [Todo] Centelles, 1934-1939, organizada por la Fundación Pablo Iglesias.

Las instantáneas de esta exhibición abarcan un periodo cronológico que nos permite entender la convulsa realidad de este período histórico reciente desde la II República hasta los campos de concentración de los refugiados españoles en Francia, donde el propio fotoperiodista permaneció confinado durante meses.

En medio, un paseo minucioso a través de una colección de fotografías imponentes sobre el alzamiento militar y los años de Guerra Civil, que Agustí Centelles comenzó a cubrir con su Laica nada más comenzar el dramático conflicto. Primero en las calles de Barcelona, luego en el frente donde sirvió como soldado y finalmente como periodista gráfico.

En 1939, el fotógrafo abandona España con una maleta en la que transporta más de 4.000 negativos. El resto del material, testigo preciso y relevante de lo ocurrido en aquella guerra, fue requisado por las tropas franquistas.

[su_carousel source=”media: 1778,1777,1776,1775,1774,1773,1772″ link=”image” target=”blank” width=”800″ height=”400″ scroll=”2″ title=”no”]

El ‘Robert Capa español’, como era conocido en algunos círculos especializados, colaboró con la resistencia francesa y aumentó la muestra documental de su maleta con otras 600 fotografías sobre los campos de concentración.

Centelles escondió su valiosa maleta en la casa de unos campesinos de la localidad francesa de Carcassonne y prometió volver a recogerla algún día. Para advertir a sus amigos que seguía vivo, les enviaba cada año un paquete con turrones en tiempos de Navidad. El fotógrafo volvió a por su maleta casi tres décadas después, en 1975, tras la muerte del dictador Franco.

En esos años, Agustí Centelles no pudo ejercer el fotoperiodismo, tras ser juzgado por los franquistas, quienes le prohibieron ejercer esta labor. A partir de entonces dedicó su tiempo a la fotografía publicitaria e industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *